En las empresas también se aplica el conocido refrán: Donde manda capitán no gobierna marinero.

En uno de mis artículos mencioné que la identidad de la Dueñez puede hacer referencia a ciertos aspectos internos del funcionamiento de las organizaciones. También dije que la apertura comercial, las cadenas de empresas, la competitividad y la globalización hacen posible que surjan y desaparezcan algunos de dichos aspectos, de modo que no es posible ofrecer una lista exhaustiva de los mismos. Y puse como ejemplos al menos dos: la estructura vertical u horizontal de una organización, y la política de puerta abierta o cerrada.

En esta ocasión, pensando sobre lo mismo, quisiera rebasar el ámbito de los ejemplos y proponer algún criterio que permita generalizar los planteamientos mencionados en ellos.

Tales aspectos internos del funcionamiento de las organizaciones disminuyen y aumentan debido en gran medida a la rapidez de las actuales comunicaciones: las computadoras personales, Internet, etcétera. Pero no todos esos aspectos se refieren a la Dueñez, ni son referidos por ella. Comencemos por mencionar alguno de estos últimos.

Se da la tendencia moderna de que las empresas pasen a ser paperless, es decir, de ya no usar papel, o de usarlo al mínimo posible; y en su lugar manejar la información en archivos digitales y mostrarla en las pantallas de las computadoras. Es algo muy moderno; sin embargo no está relacionado con la Dueñez ni con su identidad. Es algo claramente referente a las gestiones de la Dirección de las empresas.

El ejemplo de tender a ser paperless muestra que no todos los aspectos internos del funcionamiento de las empresas se relacionan directamente con la Dueñez, por muy modernos que esos aspectos puedan ser.

Lo interesante está en los aspectos que ciertamente se relacionan con la Dueñez y de alguna forma colaboran a definir o perfilar su identidad. Veamos algunos más de dichos aspectos, además de los ya mencionados: de la estructura vertical u horizontal, y de la política de puerta abierta o cerrada.

Consideremos el aspecto de lograr que, en igualdad de circunstancias y por un mismo tipo de trabajo, las mujeres ganen lo mismo que los hombres; o si, por el contrario, se continúe con la costumbre de que ellas ganen menos.

Otro aspecto es si permitir que las mujeres que tengan hijos pequeños trabajen parcialmente desde sus casas, siendo ellas quienes decidan los tiempos en que requieran trabajar desde sus casas; o si, por el contrario, se continúe con la costumbre de que ellas tengan que trabajar todo el tiempo en las instalaciones de la empresa, aunque tengan que enviar a sus hijos pequeños a guarderías.

Otro aspecto similar, pero más general, es si permitir que todos, hombres y mujeres, puedan trabajar fuera de las instalaciones de la empresa a su criterio, trabajando más por objetivos y responsabilidades que por tiempos y ubicaciones. En efecto, siempre habrá actividades que requieran la presencia personal en la empresa, como en los casos de fábricas, talleres, etcétera; y siempre habrá actividades que puedan realizarse desde afuera. 

Una benéfica consecuencia de lo anterior sería que la empresa reduciría significativamente sus gastos en edificios, pudiendo orientarlos de mejor manera, incluso más competitiva. Tal cambio tendría de pronto dificultades debido a los ajustes, pero a largo plazo podría ser benéfico.

Como puede apreciarse, algunos aspectos internos del funcionamiento de las empresas inciden en el rumbo, liderazgo y permanencia de las mismas en el mercado, y otros no, que pueden ser manejados en el ámbito de la Dirección. Pero la decisión de cuáles sean esos aspectos, unos u otros, corresponde a la Dueñez. Es función del rol de dueño decidir el tipo de empresa que quiere tener.

Por lo cual, rebasando el ámbito de los ejemplos, se puede formular el siguiente criterio general: los aspectos internos del funcionamiento de las empresas que inciden en la determinación del rumbo de éstas, su liderazgo y su permanencia en el mercado, corresponden a la Dueñez: la Dirección podrá manejarlos, pero la Dueñez los decide.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

http://www.cedem.com.mx

Carlos A. Dumois es Presidente y Socio Fundador de CEDEM.

 

 

“Dueñez®” es una marca registrada por Carlos A. Dumois.

Videos CEDEM

Donde Estamos

  • México: Axayacál No 154 45050 Guadalajara. Tel +52 33 3123-0623

  • España: Avenidad Diagonal 640, Planta 6, 08017 Barcelona. Tel. Tel. +34 93 228 7800

Conoce toda la información de CEDEM

Live chat

Live chat

Este chat solamente funcionara durante los live Streaming o en fechas y horarios que se comunican con anticipación.