Conformar un equipo de líderes en el ejercicio del rol de dueño es fundamental si queremos permanecer.

Ahora estamos trabajando con un empresario cuya fórmula de negocio de pronto encontró un campo extraordinariamente fecundo. Su empresa ahora puede crecer varias veces su tamaño. La rentabilidad de su negocio también puede incrementarse sensiblemente gracias a economías de escala antes no pensadas. Sin embargo, este empresario se encuentra con lo que muchos suelen enfrentar al crecer: su propia soledad.

Compartir la Dueñez cuando el negocio es relativamente pequeño y tenemos la capacidad de manejarlo nosotros solos puede parecer una pérdida de tiempo, pero aprender a crear una fórmula de gobierno en la que podamos complementarnos para asegurar un óptimo ejercicio del rol de dueño parece ser una necesidad imperiosa de toda empresa que crece.

Hace unos días conversaba con uno de mis socios y él me decía: “Es que es importante que los empresarios entiendan la diferencia entre una Dueñez participativa y una Dueñez Compartida”.

Creo que tenemos que profundizar mucho en este tema, pero es claro que la diferencia es enorme. Cuando de verdad aprendemos a compartir la Dueñez terminamos confirmando un equipo de personas complementarias que en equipo gestionamos las tareas propias del rol de dueño. No hay recetas ni combinaciones predeterminadas. Hemos visto todo tipo de mancuernas, así como ternas o equipos de mayor tamaño conformando el grupo básico que ejerce la Dueñez.

Hoy quiero enfatizar un aspecto de la conformación de este equipo, que es el liderazgo de la Dueñez. En el caso de empresas jóvenes o de primera generación, si son familiares, lo normal es que el Líder de la Dueñez sea el fundador de la empresa. Este liderazgo suele prolongarse por muchos años.

Los retos inician cuando este líder se da cuenta de que ya no puede gobernar la empresa él solo, o, peor aun, cuando viene la segunda generación y el poder accionario se reparte. Es entonces cuando aparece la necesidad de compartir la Dueñez y liderar el gobierno de la empresa entre varios dueños.

Las combinaciones más usuales son: un dueño es Presidente del Consejo de Administración y el otro es Director General; otra combinación es: un dueño es Presidente del Consejo de Administración y el otro es Presidente del Consejo de Familia; una última combinación común es: un dueño es Presidente del Consejo y Director General y el otro ocupa un liderazgo funcional sobre alguna parte importante de la estructura de la organización.

Éstas son las tres combinaciones más frecuentes que hemos encontrado entre los socios que comparten el liderazgo de la Dueñez. En realidad casi cualquier combinación puede funcionar. Cuando son organizaciones y familias más complejas estas combinaciones pueden darse entre tres o más líderes que comparten el poder en la cima organizacional. Pero en el fondo lo más relevante no son precisamente los roles que juegan quienes comparten el poder en el liderazgo de la Dueñez.

Lo verdaderamente importante es la sinergia que son capaces de generar los miembros de este equipo. Gobernar juntos es pensar juntos, es querer juntos, es decidir juntos, y para esto se requiere de complementariedad y de compatibilidad. Quienes comparten el ejercicio de la Dueñez habrán de conformar un equipo armonioso que sepa comunicarse, escucharse, tomarse en cuenta, aprovechar los talentos de los otros, en resumen, trabajar como equipo.

Es curioso que en una organización de varios o muchos socios necesitemos un líder máximo que mande y, al mismo tiempo, un equipo de líderes que lo complemente. Los empresarios que no entienden esta paradoja jamás podrán proyectar hacia el futuro a su empresa.

Parte del quehacer empresarial en estos casos es, entonces, gestionar la creación de valor, y parte es gestionar el poder compartido en el equipo de Dueñez. Crear un grupo compacto y unido de líderes que se respetan y se potencian unos a otros es uno de los aprendizajes más relevantes para asegurar la permanencia de las empresas familiares. Trabajemos en construir nuestro equipo de Dueñez.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

http://www.cedem.com.mx

Carlos A. Dumois es Presidente y Socio Fundador de CEDEM.

 

 

* “Dueñez®” es una marca registrada por Carlos A. Dumois.

Videos CEDEM

Donde Estamos

  • México: Axayacál No 154 45050 Guadalajara. Tel +52 33 3123-0623

  • España: Avenidad Diagonal 640, Planta 6, 08017 Barcelona. Tel. Tel. +34 93 228 7800

Conoce toda la información de CEDEM

Live chat

Live chat

Este chat solamente funcionara durante los live Streaming o en fechas y horarios que se comunican con anticipación.