¡Será de enorme importancia que cada vez más empresarios comprendan y apliquen las buenas prácticas del ejercicio de la Dueñez!

 

Una agrupación empresarial latinoamericana nos ha pedido ayuda para crear su “Escuela de Empresarios”. Es una idea ambiciosa y requiere de talentos diversos.

La aportación nuestra radica en lograr inculcar en miles de empresarios el chip de dueño. Nuestra falta de Dueñez es una carencia inconsciente. Los propietarios de empresas no suelen darse cuenta del alto costo de oportunidad que implica omitir total o parcialmente el rol que les corresponde.

Los funcionarios de esta institución con la que nos hemos aliado acostumbran decir: “Si un gran número de empresarios ejerciera cabalmente el rol que les corresponde, gran parte de la población de nuestro país en poco tiempo saldría de la pobreza y seríamos una nación próspera”. Es verdad. Los empresarios son los principales creadores de riqueza, y generalmente son menos prolíficos por omisión que por restricciones externas.

Los empresarios usualmente carecen de la adecuada mentalidad y eficaz liderazgo, o chip de dueño, para conducir sus negocios por mejores caminos de creación de valor.

Es importante distinguir este chip del de gerente o director. Ambos roles son necesarios y complementarios para el buen funcionamiento de cualquier organización, pero son completamente distintos.

El chip de gerente tiene siempre como finalidad lograr la máxima eficiencia económica de la compañía que dirige. El chip de dueño siempre tiene como propósito asegurar la máxima relevancia de la empresa que gobierna. El gerente es quien maneja los recursos humanos y materiales y, por lo tanto, administra los procesos y sistemas para optimizar la eficiencia. Esto implica que es el dueño quien gestiona las oportunidades y los riesgos que su negocio maneja para maximizar su relevancia.

Aquí entendemos por eficiencia el uso óptimo de los insumos para llevar al máximo la productividad con que se generan los productos o servicios que la empresa ofrece. Y concebimos la relevancia como la capacidad de crear y renovar fórmulas de negocio y de gobierno sustentables que sean y sigan siendo poderosas y efectivas, y capaces de mantener vigente su potencial de creación de valor.

El chip de dueño es la convicción, conciencia, actitud, responsabilidad, “accountability”, mentalidad, postura proactiva, compromiso, o capacidad práctica de gestionar el gobierno de la empresa para optimizar su generación de riqueza y maximizar sus posibilidades de permanencia. 

El dueño se encarga del mando superior --por encima de la gerencia y del “management” y de la alta dirección-- que gobierna los caminos estratégicos de negocio para asegurar la generación, multiplicación y captura de valor. También se encarga de las relaciones principales de la compañía, de definir y transmitir su mandato concreto a la dirección general y de pedirle cuentas a ésta por los resultados de su gestión.

Conviene que los futuros dueños vivan ejercicios de Dueñez a pequeña escala para que entiendan mejor las diferencias por contagio y por práctica; que participen en decisiones de inversión y desinversión, asociación y disociación, diversificación y concentración, cambios estructurales en el sistema de gobierno. Más eficaz aun resulta que los dueños en ciernes se responsabilicen de proyectos íntimamente ligados a la Dueñez, como negociar la adquisición de otro negocio o una coinversión con otro grupo, o contratar y gobernar al líder de una nueva unidad de negocio.

Nadie puede dominar mejor el chip de Dueño que el líder máximo de la organización, ya sea el dueño único, el accionista mayoritario, o el presidente del Consejo de Administración. Lo llamamos líder de la Dueñez. De nadie depende más el futuro de una organización, ni la permanencia de una empresa. 

Es mucho lo que tenemos que trabajar para emprender y pulir los principios, criterios y buenas prácticas del manejo de la Dueñez. Trabajaremos duro con esta institución en nuestra nueva alianza para impulsar el aprendizaje del chip de Dueño. Esperamos que esto sirva de modelo para aplicarlo luego en otras instituciones.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

http://www.cedem.com.mx

Carlos A. Dumois es Presidente y Socio Fundador de CEDEM.

* “Dueñez®” es una marca registrada por Carlos A. Dumois.

Videos CEDEM

Donde Estamos

  • México: Axayacál No 154 45050 Guadalajara. Tel +52 33 3123-0623

  • España: Avenidad Diagonal 640, Planta 6, 08017 Barcelona. Tel. Tel. +34 93 228 7800

Conoce toda la información de CEDEM

Live chat

Live chat

Este chat solamente funcionara durante los live Streaming o en fechas y horarios que se comunican con anticipación.