Las economías emergentes están cambiando los patrones mundiales de creación de riqueza.

Las listas de multimillonarios de diferentes revistas hoy incluyen un creciente número de nombres de países como China, Brasil o México. Esto obviamente corresponde a un decreciente número de súper-ricos en esas listas de los países más avanzados, como Japón, Estados Unidos y Europa Occidental.

Esto no significa que los países emergentes sean ahora más ricos que los otros, pero sí que los primeros están creando riqueza a un ritmo más acelerado que los segundos. ¿Qué está ocurriendo en realidad?

En una entrevista que la revista del McKinsey Global Institute le hace al Premio Nobel en Economía Michael Spence, este profesor de la Universidad de Stanford explica que las nuevas economías están creciendo más rápido porque la globalización ha propiciado una mayor participación de las economías emergentes por tres razones fundamentales.

Una es que la economía globalizada provee un mercado gigantesco accesible a todo participante que pueda invertir y ser competitivo. Me tocó conocer a una empresa de Andorra, un país de 86,000 habitantes, que es uno de los líderes mundiales en su sector.

La segunda razón es que la economía global provee de conocimiento a todos los que tengan capacidad de adquirirlo. Este conocimiento, en forma de tecnología y know-how en negocios, es cada vez más accesible para más gente del mundo.

Por último, la economía globalizada también facilita la movilidad de inversiones hacia los países donde mayores rendimientos y crecimientos se pueden obtener. Esto permite a cualquier empresa de cualquier país obtener los fondos necesarios para su instalación y crecimiento.

Por estas razones muchas naciones han logrado índices de crecimiento superiores al 7% anual; fenómeno que nunca se había presentado antes.

Esta creciente participación en los escenarios industriales mundiales provoca cambios importantes en la forma de medir la creación de valor. Pregunta Spence: ¿de dónde proviene un producto como el iPad? Ahora tenemos que aclarar que los semiconductores provienen de varios países, el ensamble de otro y los displays de otros más.

El diseño, el branding y la distribución también son parte de la cadena de valor. Hasta ahora estos eslabones de las cadenas de valor se han concentrado en los países desarrollados, pero poco a poco se moverán hacia los países emergentes también.

Que millones salgan de la pobreza en el mundo en desarrollo no quiere decir que la riqueza generada se esté repartiendo de forma más o menos equilibrada. Millones siguen viviendo en ínfimos niveles de pobreza. Nos falta mucho para aprovechar lo que la globalización y la tecnología pueden hacer para mejorar los niveles de vida de gran parte de la humanidad.

Las cadenas de valor tienen que seguir evolucionando. Y el destino al que más claramente se están moviendo es el mercado. Los eslabones centrados en el conocimiento y los últimos eslabones de la mayoría de las cadenas de valor en casi todas las industrias están capturando la mayor parte del valor. Capturaremos más valor si desarrollamos modelos educativos más efectivos, y también el mercado interno de los países emergentes que ya están creando riqueza.

Los países emergentes se están convirtiendo en economías más grandes. China, India, Brasil y México son los más relevantes. Al evolucionar dentro de las cadenas de valor, irán dejando de ser proveedores de mano de obra barata. Crearán cada vez más riqueza participando con las partes donde el valor se captura con conocimiento, y con los eslabones comerciales o terminales de las cadenas de valor.

Estamos avanzando. La creación de riqueza se está moviendo hacia los países emergentes, pero nos quedan tareas pendientes en los ámbitos de equilibrar la participación de esa riqueza y de incrementar nuestros quehaceres de negocio centrados en el conocimiento, y de expandir con mayor fuerza nuestros mercados internos.

Estos quehaceres son relevantes; mucho tenemos que hacer en nuestras sociedades. Pero la tarea más importante le corresponde sin duda a los empresarios.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

http://www.cedem.com.mx

Carlos A. Dumois es Presidente y Socio Fundador de CEDEM.

“Dueñez®” es una marca registrada por Carlos A. Dumois.

Donde Estamos

  • México: Axayacál No 154 45050 Guadalajara. Tel +52 33 3123-0623

  • España: Avenidad Diagonal 640, Planta 6, 08017 Barcelona. Tel. Tel. +34 93 228 7800

Conoce toda la información de CEDEM

Live chat

Live chat

Este chat solamente funcionara durante los live Streaming o en fechas y horarios que se comunican con anticipación.