Cuando el timing no es el que nosotros manejamos, sino es el que nos da el mercado, el cambio no es sólo de fórmula de negocio.

La Junta de Consejo (Junta Directiva en Colombia) volvió a los orígenes. El grupo está generando flujos financieros decrecientes y los consejeros están preocupados por la sustentabilidad a corto plazo.

Éste es un grupo familiar colombiano del sector metalmecánico. Sus productos han sido tradicionalmente la manufactura de componentes para la industria local. Sus exportaciones han sido limitadas y solamente a algunos países de la región andina.

La demanda de sus productos ha venido decayendo mientras ha ido avanzando la apertura comercial. Desde hacía muchos años los consejeros habían pronosticado la importancia de desarrollar otras fuentes de generación de valor ante la caída inminente del mercado.

Se ha trabajado últimamente en el desarrollo de nuevos negocios. Algunos de ellos están empezando a mostrar signos de viabilidad, pero todavía no producen los suficientes fondos como para suplir la caída de los ingresos del core business.

Los miembros de la familia propietaria empiezan a inquietarse, y aunque han dado su voto de confianza al Presidente del Consejo y Presidente Ejecutivo, pues, ahora se cuestionan si no hará falta mayor austeridad y tomar otras previsiones financieras.

Son dos grandes sectores en los que se ha puesto mayor énfasis al buscar nuevos negocios. Uno de ellos ha ido mostrando su fertilidad, y las inversiones e ingresos empiezan a darse. El otro no ha sido tan evidente en cuanto a su fecundidad y aquí la búsqueda de oportunidades ha sido más tímida. Parece que en este mercado las inyecciones de capital se perfilan en mayor cuantía, adquiriendo a alguno de los participantes mayores, y asumiendo riesgos mucho más altos.

Llevamos varios años advirtiendo del alto riesgo que ha enfrentado la empresa respecto a la caída de su mercado. Es hasta hace apenas un año que los dueños se han aprestado a desarrollar nuevas alternativas estratégicas para generar valor. Parece que esta caída ya le ganó a la nueva generación de flujos.

Es en estos momentos en los que la Dueñez necesita intensificar su gestión. El manejo del flujo financiero tiene que ser más cuidadoso. La búsqueda de los caminos de rentabilidad ha de ser más aguda. Las decisiones tienen que ser muy ágiles, pero muy bien estudiadas. Las opciones de adquisición tienen que gestionarse con rapidez y profundidad. El impulso del proyecto que ha mostrado ser más viable tiene que ser decidido y contundente; las decisiones de abandono tienen que implementarse con efectividad y rapidez.

Lo que se tiene que abandonar, y la rapidez con que se abandona, son de gran importancia en los cambios a realizar en vista a las jugadas estratégicas de permanencia en el mercado, que suelen ser de mejora discontinua. Sin tal ágil abandono no se dispondrá a tiempo de todos los recursos y de la flexibilidad que se requieran para tal fin.

Los ejecutivos de la empresa tienen que profundizar en su comprensión de la problemática, fortalecer sus compromisos, mejorar su calidad de diálogo y agudizar sus habilidades.

Los miembros del Consejo de Administración tienen que intensificar su participación, ampliar su visión, agudizar su cuestionamiento y actuar más proactivamente. Ante los riesgos que se corren, la tentación de pasarle la estafeta a los dueños será grande. Será fácil escucharles decir: “Pues estos son los momentos donde las decisiones tienen que tomarlas los propietarios”. Pero tampoco es tiempo de echarse para atrás. Los consejeros tienen que tomar el toro por los cuernos y aportar todo lo que puedan.

El líder de la organización enfrenta el reto de compartir la Dueñez de una forma más ágil y eficaz.

La rapidez para abandonar, sobre todo cuando no se hizo oportunamente, es rapidez de cambio, de transformación, de metamorfosis. Pero esta rapidez no es sólo un tema de cambio de fórmula de negocio. Esta rapidez es, sobre todo, un cambio de estilo de empresa. Ahora toca construir una compañía con agilidad estratégica y súper-flexibilidad.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

http://www.cedem.com.mx

Carlos A. Dumois es Presidente y Socio Fundador de CEDEM.

“Dueñez®” es una marca registrada por Carlos A. Dumois.

Videos CEDEM

Donde Estamos

  • México: Axayacál No 154 45050 Guadalajara. Tel +52 33 3123-0623

  • España: Avenidad Diagonal 640, Planta 6, 08017 Barcelona. Tel. Tel. +34 93 228 7800

Conoce toda la información de CEDEM

Live chat

Live chat

Este chat solamente funcionara durante los live Streaming o en fechas y horarios que se comunican con anticipación.